Consejos para el flequillo


Los flequillos, como casi siempre, están de moda. Los vemos en televisión porque tanto las actrices como las cantantes los lucen para estar a la última. Y es que el flequillo sirve para enmarcar el rostro, pudiendo incluso ocultar o disimular algunos rasgos que por lo que sea no queremos mostrar, como por ejemplo una frente muy pronunciada al más puro estilo Rihanna.

Pero el flequillo no sólo sirve para tapar imperfecciones, también es una buena arma de seducción si se sabe aprovechar. Cambiar de look para terminar con la monotonía es algo que se puede lograr con una simple modificación del flequillo.

Antes de hacer cualquier cambio es importante considerar tanto el tipo de cabello como la forma de la cara. Por poner un ejemplo, un flequillo que se sitúa justo encima de las cejas es adecuado para disimular una frente amplia o para quienes tienen una barbilla prominente. Sin embargo, colocarse el flequillo hacia un costado es más recomendable para quienes tienen cara con forma de corazón.

La longitud de flequillo es un aspecto a tener muy en cuenta. No resultará favorecedor que sea muy largo si tenemos una cara pequeña o recta. Lo mismo sucede si tenemos una nariz pronunciada, pues tapando gran parte de nuestro rostro lo único que conseguiremos es que todas las miradas se centren en ella, justo lo que no queremos.

Por último, comentar también que las mujeres con el pelo rizado es mejor que opten por un flequillo corto. Con el flequillo largo es posible vivir una pesadilla cada mañana al tener que estar horas y horas con el cepillo tratando de domarlo. Eso por no hablar del secador y del fijador de turno que hay que utilizar para conseguir el resultado deseado. En fin, toda una faena que sólo vosotras sabéis si merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *