Cómo maquillarse para una sesión fotográfica


La pasión por la fotografía y la posibilidad de tantísimas personas de hacerse con una buena cámara ha disparado el número de sesiones fotográficas de aficionados o amateurs, por lo que somos muchas las que hemos pensado más de una vez en pedir a esa amiga/o que nos haga un buen reportaje.

¿Tienes esta oportunidad? Pues no la desperdicies y aprende algunos trucos para que tu maquillaje quede fenomenal frente a la cámara… ¡Ni hablar de photoshop!

Aunque no debes ser para nada exagerada, es importante que tengas en cuenta que tanto las luces como las cámaras hacen que parezcamos más pálidas, por lo que necesitaremos aplicar un maquillaje un poco más fuerte o intenso de lo habitual.

Pero antes de esto debes preparar tu piel, así que vayamos por pasos:

1. Limpia bien el rostro y aplica una crema humectante que actúe unos 10 o 15 minutos.


2. Aplica una base de maquillaje mate (jamás con efecto brillante) por todo el rostro a excepción de las zonas más secas, donde demasiada cantidad podría resultar contraproducente y resaltar más la imperfección.

3. El momento del día en que se realiza la sesión, la luz y los ángulos inciden también en el maquillaje que debes utilizar; de noche, por ejemplo, es mejor utilizar tonos más bien rosados para la piel, que con esta clase de luz adquiere un tono amarillento.

4. Con una brocha grande aplica blush sobre las mejillas, la frente, la mandíbula y en la punta de la nariz de forma bastante difuminada haciendo que bluch y base se fundan en uno. Hazlo con toques rápidos para que no acumule demasiado la sombra en el lugar en que lo apliques.

5. Como es lógico los colores, el estilo y la técnica a aplicar con tus sombras de ojos dependerán de tus características particulares y también del efecto (o la imagen) que quieras conseguir con el maquillaje. Procura utilizar siempre esos colores que te favorezcan según la forma o el color de tus ojos.

6.Aplica doble capa de máscara de pestañas para agrandar la mirada, que es uno de los puntos que más puede embellecer tu rostro tanto frente a la cámara como detrás de ella.

7. Maquilla tus labios con tonos naturales (nude) con brillo, sensuales (como el rojo, el ciruela, el vino, etc.) o divertidos (rosados, anaranjados, etc.), pero procura evitar el uso de los marrones, que no son especialmente favorecedores. Da el toque final marcando el centro de los labios con un poco de brillo para dar sensación de volumen.

8. Aplica polvos traslúcidos (o sueltos) sobre todo el maquillaje y conseguirás que esté impecable durante toda la sesión fotográfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *