Cómo elegir el mejor protector solar

protectorsolar
Sumergidas de lleno en lo más intenso del verano, espero que estés cuidando tu piel al máximo. La elección del protector solar que debes usar debe seguir algunos criterios que te resumimos a continuación, y es que hay tantos tipos de cremas que no todas valen para lo mismo. No pierdas detalle de lo que te cuento y así sabrás cómo escoger el mejor protector solar para estar bella y cuidada este verano.

¿Qué debemos tener en cuenta?

El protector solar deberá proteger de los rayos UVB, que son los que producen daños en la piel, quemaduras, irritación…, y de los rayos UVA, que son aquellos que afectan al ADN de las células, a los tejidos y a los vasos sanguíneos. También debes fijarte en los filtros, escogiendo aquellos con filtros físicos puesto que son los que hacen que los rayos UVA reboten en la piel y no penetren en ella, al contrario que los inorgánicos o químicos. Evita aquellos en los que leas PABA en su composición ya que es un ácido que daña también las células y puede hacer que surjan algunas alergias.

Otros factores que se deben tener en cuenta

Cuando vayas a comprar tu protector solar deberás tener en cuenta, también, el fototipo de la piel, es decir, si es más o menos clara, ya que las más claras son más sensibles al efecto del sol; la edad de quien lo utiliza; el tiempo que se va a estar expuesto a las radiaciones solares; si la piel es seca, grasa o tiene algún problema concreto; la resistencia al agua, entre otros.

protectorsolar2

Algunas indicaciones

La nomenclatura SPF es la eficacia que tiene el protector respecto a las quemaduras UVB; cuanto más alto sea mayor tiempo se podrá estar expuesto. Aunque esto no quiere decir que un filtro de protección 15 sea la mitad que otro de 30, puesto que un filtro SPF 15 protege en un 93% de los rayos UVA, los de 30 protegen un 97%, los de 50 un 98%… La indicación Broad Spectrum significa que la crema protege de los UVB, de los UVA y también de los IR, los que dan calor interno y hacen que la temperatura del cuerpo se incremente, haciendo que la piel se vuelva más sensible a la incidencia del sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *