Cómo aplicar el contorno de ojos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cansancio, estrés, falta de horas de sueño, enfermedades, causas genéticas… El contorno de los ojos es uno de los principales delatores visuales vinculado a nuestro estado físico, psicológico o de salud.

Podemos mejorar su aspecto gracias al uso de algunas recetas y mascarillas caseras, de cremas cosméticas específicas y también de forma pasajera mediante el uso de algunos artículos de maquillaje capaces de eliminar los rastros de ojeras y bolsas rápidamente. Sin embargo, como en muchos otros ámbitos de la belleza no solo cuenta qué productos utilizamos sino también cómo los utilizamos…

Un buen ejemplo es el de las cremas de contorno de ojos. ¿Crees que sabes utilizarlas? Compruébalo a continuación.

El contorno de ojos es una herramienta imprescindible para frenar las arrugas, las patas de gallo, las bolsas y las ojeras que comienzan a dejarse notar en las mujeres a partir de los 20 años y que van intensificándose a medida que pasa el tiempo.

Capaz de frenar y mejorar los problemas en la zona mencionada, estos productos deben aplicarse siempre tras haber limpiado la cara con un producto tónico e hidratante específico para este área del rostro y por supuesto también tras haberla enjuagado y secado a la perfección.

Toma entonces un poco de crema con tu dedo índice y corazón (tienen menos fuerza y permiten un mayor control) y comienza a aplicarla dando ligeros toquecitos por toda la zona y masajeando suavemente a la vez, pues de este modo el producto penetrará mejor y se potenciará el efecto sobre la piel.

Por último, si tienes bolsas en la parte inferior del ojo procura evitar todo tipo de fricciones y haz lo posible porque se favorezca un buen drenaje en la zona.

Recuerda aplicarlo todos los días, a poder ser tanto por la mañana como por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *