Trucos para conseguir el colorete perfecto


Hay que reconocer que una se vuelve loca cada vez que va a comprar colorete. Hay inifinidad de opciones y uno no sabe por cuál decantarse. Evidentemente, la decisión no debe tomarse por azar, sino que es bueno seguir una serie de consejos para que la elección sea la correcta. El color de tu piel es fundamental a la hora de escoger el tono ideal. ¡Toma nota!

Piel morena

El coral, el rosa oscuro, el bronce y los marrones son los colores que más destacan las virtudes de quienes tienen la piel morena. Con ellos es posible destacar los pómulos y darle vida al maquillaje con un poco de blush, un complemento indispensable a la hora de parecer más natural y atractiva.

Piel blanca

Si tu piel es blanca no tienes que preocuparte. Todo lo contrario, puedes sentirte afortunada porque en muchos países desearían tener el mismo tono de piel (véase Japón). El caso es que no debes recurrir a tonos que no te pegan nada. Eso y no pasarte con el maquillaje para parecer más morena. Lo suyo es que te inclines por los tonos rosa, carmesí, melocotón y terracota. De hecho, actualmente es posible encontrar paletas de colores que incluyen estos cuatro tonos tan válidos para las más “blanquitas”.

Piel más dorada

Para terminar, si eres de las que se pasa todo el año con la piel bronceada tendrás que recurrir a los tonos naranja, cobre y tostados en general. ¿Por qué? Porque iluminarán tu cara y harán que se vea más natural.

Ya sabes, elige el tono de colorete que mejor se adapte a las características de tu piel y presume de naturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *