Tónicos faciales hechos en casa


Un principio básico en todo truco de belleza consiste en efectuar una correcta limpieza cada noche y terminarla siempre con un tónico. Del mismo modo, cada mañana hay que lavarse la cara con un jaboncito neutro y aplicar después el tónico para que la piel dure más tiempo fresquita y también para favorecer que los poros se mantengan cerrados y así evitar su contaminación. Además de la gran variedad de tónicos que hay en el mercado, hoy te doy unas recetas para que tú misma puedas prepararlos en tu casa:

Aloe vera: mezcla 2 cucharadas de gel de aloe vera y una de zumo de limón. El aloe vera es muy refrescante, pero para hacer este tónico necesitas que sea en textura gel, no crema. Son los que presentan un aspecto semi-transparente.

Lavanda: mezcla 3 cucharadas de aceite de lavanda, 3 de aceite de limón, y 3 de agua hasta una perfecta disolución de todos ellos. Este tónico te ayudará a mantener los poros cerrados.

Manzanilla: necesitarás 10 gotas de aceite de manzanilla, media taza de gel de aloe vera y una taza de agua. Agita los ingredientes para conseguir una buena mezcla. Este tónico favorecerá la eliminación de células muertas.

Menta: haz una infusión de poleo menta para la capacidad de una taza, y deja que enfríe completamente. Añádele una cucharada de zumo de limón y mezcla bien. Tu rostro quedará limpio y con la gran sensación refrescante que le aporta la menta.

Pepino: no necesitas realizar ningún tipo de mezcla. Haz un zumo de pepino y aplícalo en movimientos circulares por rostro y cuello. El pepino es un astringente natural que te ayudará a eliminar pequeñas imperfecciones a la vez que irá cerrando los poros.

Sandía: mezcla 2 cucharadas de zumo de sandía con otras 2 de agua. Aprovecha que el verano te ofrece esta fruta roja de temporada para ofrecerle a tu piel todos sus beneficios.

Piel, Tratamientos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *