Tipos de infiltraciones para el rostro


Embellecer o corregir esos atributos que no consideramos destacables en el rostro ya no es solamente cuestión de cirugía, y es que existen muchas otras técnicas de la medicina estética para eliminar arrugas o para hacer más atractivos tus labios, pómulos o tu mirada sin necesidad de pasar por quirófano.

Se trata de las infiltraciones. Si quieres conocer algunos de los tipos de infiltraciones presta atención, ¡esperamos que sea de ayuda!

1. Ácido hialurónico: Estas infiltraciones corrigen las arrugas del rostro (incluso las más profundas) y también pueden dar más volumen a los labios. Con una sola sesión (en la que precisarás anestesia) puedes conseguir resultados visibles para hasta 9 o 10 meses.


2. Botox (toxina botulínica): Es sin duda el más conocido, utilizado por muchas de las celebrities. Alisa la piel, oculta las arrugas y devuelve una mayor expresividad a cualquier lugar del rostro, y es que puede inyectarse allí donde la paciente desee. Una sesión sin anestesia será suficiente para conseguir resultados que durarán sobre los seis meses.

3. Mesoterapia facial: Se trata de una combinación de ácido hialurónico y vitaminas, lo que proporciona al rostro más luminosidad, tono y elasticidad rejuveneciéndolo así de forma notable. Los resultados son duraderos a largo plazo y además lucen más naturales que los anteriormente comentados. No obstante, este tratamiento es más largo, de unas 4 o 5 sesiones aproximadamente.

4. Relleno con grasa: Rellena arrugas y rejuvenece el rostro. La misma grasa abdominal de la paciente se purifica y se inyecta sobre la zona del rostro elegida, por lo que es un tratamiento de lo más natural. No hay demasiado riesgo de efectos secundarios puesto que la grasa es una sustancia natural de la misma personal. Aunque el número de sesiones depende de la persona, los resultados pueden durar sobre un año.

5. Biorevitalización: Se trata del rejuvenecimiento del rostro a través de los factores de crecimiento de la sangre extraída de la propia paciente. Las inyecciones estimulan la reparación cutánea dejando el rostro más luminoso y sin arrugas. Suele necesitar un par de sesiones y, como el anterior, no tiene riesgo de efectos adversos al tratarse de una sustancia propia. Los resultados permanecen a bastante largo plazo.

Eso sí, infórmate bien en los mejores centros de medicina estética antes de tomar ninguna decisión, pues a pesar de que no hay operación de por medio no es algo que deba tomarse a la ligera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *