Peinados para ir al gimnasio


Ir al gimnasio de forma regular es uno de esos propósitos que la mayoría tenemos en mente para el nuevo año o de cara a la temida operación bikini del verano, por lo que este espacio de relax para unas y de tortura para otras promete convertirse en uno de los lugares a los que más asistas durante los próximos meses.

No obstante, a diferencia de lo que algunas piensan ir al gimnasio no significa descuidarse o ir con cualquier ‘pinta’ que se nos ocurra, y es que a nivel estético y funcional también hay algunas reglas no escritas a seguir… Aquí te dejamos algunas de las relativas al peinado, ¡no te las pierdas!

Aunque probablemente hay algunas mujeres que seguirán haciendo caso omiso de nuestro consejo, lo mejor para ir al gimnasio es recoger el cabello y no llevarlo suelto jamás. Además de ser más favorecedor en tanto que el pelo no se pega con el sudor de la piel, recoger el cabello es imprescindible a nivel higiénico y práctico: no se te caerá el pelo por todas partes, no habrá riesgo de que te lo enganches en alguna máquina y además te despejará y te hará pasar menos calor mejorando así tu rendimiento.


Estos son algunos de los más habituales:

Diadema: Es lo mínimo si quieres llevar el pelo suelto, pues evitará que el sudor de la frente se pegue a tu cabello y mantendrá tu cara perfectamente despejada.

Trenza: Trenza sí, pero nada de las versiones más trendy… Para ir al gimnasio lo que necesitas es practicidad, así que apuesta por hacer una coleta alta en la cabeza y trenzarla después para evitar que los mechones de pelo vayan dando vueltas a tu alrededor mientras haces ejercicio.

Moño: Es realmente práctico, pues no te molestará ni un solo pelo a la hora de llevar a cabo tus ejercicios. Sin embargo, a veces puede parecer demasiado formal, estricto y ajustado para el confort que requiere una actividad como ir al gimnasio.

Coleta: Es nuestra favorita, y es que es tan fácil y rápida de hacer que podrás hacerla y deshacerla en un momento. A modo de ejemplo, si te molesta la goma del pelo al apoyar tu cabeza sobre el suelo o la máquina para realizar un ejercicio solo tendrás que aflojarla un poco o cambiarla hacia un lado; una vez acabes la actividad podrás volver a rehacerla tal y como estaba al principio.

Y tú, ¿qué look utilizas para ir al gym?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *