Mascarilla corporal de frutas


Muchos son los tratamientos caseros que hay hoy en día, y es que con esto de la crisis tenemos que reducir nuestro presupuesto mucho más, lo que supone que los grandes sacrificados sean los productos cosméticos menos utilizados como las mascarillas o alguna crema. Hace poco me dieron una receta casera que me encantó y me la he hecho ya unas cuantas veces. Se trata de una mascarilla de frutas que te vale tanto para el rostro como para el resto del cuerpo.

Las frutas tienen muchísimas propiedades que son muy buenas para nuestra piel. Las piñas, por ejemplo, nos ayudan a remover las células muertas, además de que contienen propiedades anti-inflamatorias. Con las uvas podemos retrasar un poquito el desgaste de la piel, además de protegernos contra los fuertes rayos del sol. Los plátanos no solo aportan vitaminas cuando nos los comemos, sino que aplicados en nuestro cuerpo también las aportan y hacen que nuestra piel sea mucho más suave, al igual que el melón.

Una gran cantidad de efectos positivos que nos aportan cada una de las frutas, pero yo te voy a dar la receta que me dieron a mí que no solo es muy buena sino que es sencillísima, así que ¡ya me dirás si te dio resultado!:

– Necesitas 2 rodajas de piña, medio melón, medio plátano y 1 kiwi, todas ellas sin cáscara o piel.

Tritúralo todo y mételo en la nevera durante al menos una hora.

– Aplícate la mascarilla en donde quieras.

– Déjala en reposo durante media horita y quédate relajada. No hace falta que te quedes echada en la cama pero tampoco te pongas a limpiar cristales.

– Para retirarla puedes hacerlo con agua tibia, si puede ser dándote una relajante ducha o baño mucho mejor.

– Cuando la hayas hecho ya un par de veces aprenderás a ponerle las cantidades que necesitas, ya que si solo la quieres para la cara será suficiente con menos de las cantidades que yo te doy.

Yo me la pongo un par de veces al mes y mi piel se está suavizando un montón.

Consejos de belleza, Tratamientos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *