Maquillarse como Sarah Jessica Parker

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Desde que Sarah Jessica Parker iniciara su andadura en la exitosa serie de televisión titulada “Sexo en Nueva York”, ha sabido ser referente de moda para las mujeres de todo el mundo. Si soy sincera, no puedo decir que sea guapa, ni siquiera un poco mona, pero sí que es verdad que con su estilo tan personal nos ha cautivado a todas y es uno de los mayores iconos que hay actualmente en el mundo de la moda. Sarah tiene el rostro muy alargado, al igual que la nariz; motivos en los que basa su maquillaje, siempre elaborado sobre una piel muy clara, lo que le ayuda a aminorar esa longitud.

Este tono de piel también le permite destacar más las facciones y rasgos restantes, como puede ser el tono de ojos o el dibujo de sus pómulos. El primer paso de su look lo da con una crema pre-maquillaje, que tanto está al uso, ya que se aplica después de la crema hidratante y contiene agentes alisadores, lo que te permite camuflar granitos y otro tipo de imperfecciones. La base de maquillaje es de las denominadas oil-free, es decir, libres de aceites, lo que le ayudará a evitar la aparición de brillos, ya que posee una piel mixta con tendencia a grasa.

Aprovechando el tono claro de sus ojos, utiliza los negros sólo para reforzar el nacimiento de las pestañas, ya que tanto el párpado inferior como las sombras superiores las utiliza siguiendo la gama de claros, lo que resalta más el color de la pupila. Los labios, perfilados pero sin exageración, ni más grandes que los suyos ni más oscuros que la barra que se aplica después. Dentro de la gama de los rosas, usa tonos fuertes pero tirando a mate, para centrar tu mirada en la suya. Polvos translúcidos en la zona T, iluminador bajo los ojos, en la barbilla y aletas de la nariz, antes de dar el rubor rosa o melocotón en los pómulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *