Maquillar los ojos cansados


El estrés, la falta de sueño, los resfriados… Existen muchos factores que condicionan que aparezcan en tu rostro muchos signos de agotamiento que resultan difíciles de reparar de manera instantánea.

Los ojos son concretamente la zona de la cara que más nos delata, y saber cómo maquillarlos puede ser de gran ayuda para disimular nuestro estado físico o anímico.

Si quieres aprender a lucir perfecta hasta en los momentos en que más cuesta, toma nota de algunos de estos consejos.

Para empezar debes corregir todas las imperfecciones apreciables alrededor de la zona del ojo: combate las rojeces y las irritaciones con cremas y colirios y oculta también las ojeras con un buen corrector antiojeras un poco más claro que tu propia piel. Aplícalo en el dedo y extiéndelo a base de ligeros toquecitos sobre la zona.

Los iluminadores son también clave para dar un poco de luz y vida a tu mirada, y no para corregir las imperfecciones como todavía creen algunos; bajo el arco de las cejas ayudará a alegrar un poco tu expresión.

Utiliza sombras de ojos en colores muy claros y nacarados como el beige o el marfil y procura evitar las sombras más oscuras que los harán más pequeños, apagados y tristes.

Para acabar con este maquillaje, utiliza el rizador de pestañas para que parezcan más prominentes y aplica después hasta dos capas de rimmel para darles más volumen y vigorosidad.

A pesar de que los ojos son el punto fundamental, debes tener en cuenta que el resto del rostro también puede mostrar marcas de cansancio, por lo que debes buscar un aspecto sano y fresco: un buen blush en tonos rosados y un brillo de labios incoloro serán suficiente para acabar con este look tan natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *