Manicura francesa con colorido


Siempre digo que el verano 2011 nos trae, en lo que a moda se refiere, una explosión de colorido de lo más vitalista, alegre y llamativo, recordando enormemente las tendencias que más se llevaron en la década de los 80, una década que fue muy importante para consolidar actores y cantantes del panorama español. Vestuarios aportados por Pedro Almodóvar, peinados que lucían Marta Sánchez y Vicky Larraz en Olé Olé, y un sinfín de apuestas que conformaron la Movida Madrileña.

Pues todo ello vuelve este año, sólo que con aires renovados, ya que cuando una moda vuelve, no es a rajatabla, sino que se van tomando las tendencias y se adaptan a lo que la sociedad actual más reclama. Éste es el caso de la manicura, que combina el colorido más rechamante y fosforito de aquella época, en el que se incluyen los colores más atípicos para tus manos, como pueden ser los morados, verdes, amarillos, etc., unidos a la forma de la uña cuadrada más actual, y conservando la esencia de la manicura francesa, que tanto gusta, y que consiste en pintar una raya blanca en la punta de la uña, dándole así una apariencia de mayor pulcritud.

La combinación de ambas tendencias da como resultado el que hoy te muestro en la fotografía: un aspecto juvenil, divertido y muy estético, que puedes utilizar incluso en las uñas de los pies. Para realizártelo con éxito, es conveniente que apliques dos capas de la laca de uñas y las dejes secar bien antes de proceder a pintar la raya blanca.

Date cuenta que para el blanco, debes ser más precisa que cuando te haces la manicura francesa tradicional, ya que si te sales un poco, se notará mucho más el defecto al ir sobre un fondo de color. Puedes ayudarte con las pegatinas que venden para perfeccionar la técnica y, por último, pon una capa de brillo protector por encima, para que te dure más tiempo el resultado.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *