Los mejores colores para corregir imperfecciones del rostro

correctores
El corrector es un producto imprescindible para lucir un rostro perfecto. Además de poder potenciarlo, también permite disimular o camuflar algunas imperfecciones. Para ello, hay diferentes colores, siendo cada uno de ellos adecuado para un tipo de irregularidad. Ante esta variedad, muchas personas no saben cuál es el tono más adecuado que deben elegir. Aquí hacemos una relación de todos los colores y para qué puedes utilizarlos.

Ojeras

El corrector de color marfil es uno de los más populares. Este tono se usa sobre todo como iluminador y corrector anteojeras.

No obstante, si las ojeras son de color violáceo o amoratadas, es mejor optar por un corrector rosa salmón, ya que este tono ayuda a camuflarlas. Además, este color también se puede utilizar para disimular las manchas faciales.

Color de la piel

A veces en el rostro aparecen algunas infecciones que tienen un color como amarillento. En este caso, lo mejor que se puede hacer es utilizar un corrector violeta, que neutraliza ese tono y permite que el cutis parezca mucho más fresco, aparte de dotarle de mayor luminosidad.

correctores

Rojeces

Para cubrir las rojeces que, sobre todo, están relacionados con la aparición de granitos o de problemas como la rosácea y la cuperosis, la mejor opción es utilizar el corrector de color verde.

Iluminación

A veces, el problema del rostro no está en estas imperfecciones, sino que lo que sucede es que hay como zonas más oscuras o más hundidas. Esto es más habitual en el contorno de ojos y de los labios.

Para evitar esta situación, la mejor alternativa pasa por aplicar un corrector de color beige porque ilumina y destaca todas estas partes.

Modelar

Si el problema está en que hay que reducir el volumen de determinados rasgos faciales de manera óptica como, por ejemplo, la nariz o bien otra zona en el rostro, el truco está en elegir un corrector de tonos tierra, que son fantásticos para modelar el rostro y para hacer contouring.

Artículos relacionados:

Cómo conseguir un efecto buena cara con el corrector

Errores frecuentes en el uso del corrector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *