El agua micelar


Es posible que nunca hayas escuchado hablar del agua micelar, ya que es poco común en España. Muchas mujeres lo utilizan para desmaquillarse sin conocer sus verdaderas propiedades y los efectos que tiene sobre la piel, convirtiéndose en un complemento ideal para las pieles más sensibles. Este tipo de agua tiene muchos beneficios: no reseca la piel, no la deja grasa, es fácil de aplicar, limpia en profundidad y no necesita de enjuague.

Para quién no lo sepa, el agua micelar está formada por micelas, una estructura química esférica que atrapa la suciedad en su interior. Cuando la aplicamos sobre el rostro, actúa como un escudo que se forma alrededor de las moléculas de suciedad. Las micelas atraen el agua por un lado, aunque por el otro lo repelen. Esto permite que atraigan las grasas de la piel, emulsionándolas y retirándolas. Este mecanismo está detrás de los detergentes, que limpian con relativa facilidad los aceites.
SEGUIR LEYENDO «El agua micelar»