Estilos para perfilar los ojos


Líquidos, en formato lápiz, en polvo… Sea del tipo que sea, el perfilador de ojos es siempre uno de los mejores aliados del maquillaje para conseguir una mirada de impacto.

Sí, porque no solamente ayudan a destacar el color y las formas de nuestros ojos sino que además consiguen disimular algunas de aquellas cosas que no nos convencen como podría ser la separación entre ellos o su tamaño, por ejemplo.


En este sentido, existen muchas técnicas y estilos para utilizar el perfilador de ojos. Estos son algunos de los más habituales:

Básico: Consiste en utilizar cualquier tipo de perfilador y trazar una línea sobre la línea superior de las pestañas, desde el lagrimal hasta el extremo y con un grosor más o menos ancho en función de tus gustos… ¡O de tu traza con el pincel!

Inferior: A pesar de que disminuye notablemente el tamaño de los ojos a nivel visual, este estilo tiene un montón de adeptas. Consiste sencillamente en pintar la línea de las pestañas inferiores (con cualquier perfilador excepto el líquido) llevándola hasta el rabillo del ojo, lo que aportará más profundidad a tu mirada.


Cat-eye: Es el estilo por excelencia del eye-liner líquido y consiste en trazar sobre las pestañas del párpado móvil una perfecta línea que acabará con un pequeño rabito ascendente en el extremo del ojo simulando una sensual mirada felina.

Enmarcado: Se trata de enmarcar la totalidad del ojo uniendo las líneas de la parte inferior y la superior mediante un trazo que se dibujará por toda la zona del lagrimal alargándose hasta más allá del rabillo del ojo.


Difuminado: Se realiza con lápices o con khol en polvo, pero jamás con un perfilador líquido. El color baja de intensidad y los trazos dejan de ser perfectos para difuminarse sobre la línea superior o inferior de las pestañas (o ambas) consiguiendo de este modo una profunda mirada ahumada.

Si estás demasiado acostumbrada a utilizar siempre el mismo estilo ya sabes, procura dar una oportunidada alguno de los que te comentábamos anteriormente… ¡Quizá encuentres el estilo que más te favorece!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *