Estar guapa con un look mojado


Pronto empezarán a subir las temperaturas, o al menos eso estamos deseando, y con los primeros rayos de sol en tu piel, son muchos los looks que resultan prácticos y favorecedores. Existe la leyenda de que el pelo mojado acaba por estropear el cabello, pero no deja de ser eso, sólo una leyenda, aunque con matices. Lo que no le conviene al pelo es mojarlo a diario sin aplicar champú, usando sólo agua. Esto provoca que no elimines partículas que ensucian y engrasan tu cuero cabelludo, lo que acabará derivando en cabellos con tendencia a grasos y, por consecuente, problemas de caída.

Para lucir un look mojado estival es importante que laves la cabeza, si este peinado te resulta cómodo o práctico para usar casi a diario, será mejor que elijas un champú con lo mínimo de agentes agresivos en vez del que usas habitualmente (que bastará con que lo uses 1 ó 2 veces por semana). Para cada día te irá bien uno con un ph neutro o, incluso, cualquiera de la gama infantil. Después del lavado de cabeza tienes multitud de productos capilares en el mercado donde podrás elegir el que más te conviene según el peinado que quieras realizar.

Espumas, geles, ceras o aguas de peinado que lograrán ese efecto mojado que quieres conseguir. Si quieres ganar algo de volumen o darle alguna forma específica, como puede ser unas ondas o semi-rizo, conviene que seques la raíz y esos mechones concretos con difusor. Sólo así podrás ir moldeando sin alborotar. Si lo que quieres es dejarlo secar al aire, por lo práctico que resulta, elige el peinado: con raya, de lado, para atrás… y verás cómo te va secando con la forma que deseas. Lo que sí que es esencial para no “pudrir” el cabello es que nunca te metas en la cama con el pelo mojado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *