Elegir el protector solar más conveniente


En Maquilladas siempre destacamos la importancia de utilizar protección solar facial durante todo el año, algo que te ayudará a evitar enfermedades, manchas y envejecimiento prematuro. Aún así, cada verano es importante recordar que es imprescindible tomar el sol utilizando protectores solares que nos aseguren la garantía total de estar haciéndolo en las mejores condiciones. Perfumerías y farmacias llenan sus escaparates de este producto que nunca debe faltar en tu bolsa de playa.

El mercado cosmético ha avanzado mucho en este terreno, y te ofrece diferentes productos, texturas y niveles de protección. Hoy veremos cómo podremos elegir el protector solar más conveniente para cada una de nosotras, olvidándonos así del que mejor le va a una amiga. En ocasiones puede coincidir que necesitéis el mismo producto, pero no siempre es así. Por ejemplo, si tienes la piel grasa es preferible que utilices fotoprotectores en textura gel, de ese modo te protegerás del sol a la vez que tratas tu piel evitando un exceso de agua que pueda derivar en granitos.

Por el contrario, si tu piel es seca es mejor que utilices texturas en crema ya que son las que te aportarán mayor hidratación. Si tu piel es sensible necesitarás un protector solar que no tenga perfumes y que te garantice la mejor protección, preferiblemente los específicos para pieles intolerantes. Una vez hayas elegido la textura que más le conviene a tu tipo de piel, es el momento de elegir el nivel de protección que necesitas.

Los primeros días de playa conviene llevar protecciones altas o muy altas, ya que la piel lleva oculta muchos meses y es cuando más daño puede producirle el sol. Una vez que consigas un ligero bronceado podrás ir pasando a niveles medios, pero nunca dejes de protegerte de las radiaciones. Hay una leyenda popular que hace creer que la piel bronceada no necesita seguir usando protección y eso es completamente falso. Por último, recordarte que los protectores solares pierden eficacia de un año para otro, por lo que es imprescindible que compres uno nuevo cada verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *