Curiosidades que debes saber (y quizá no sepas) de los aceites faciales para aprovecharte de sus beneficios

aceites-faciales
Los aceites faciales se han convertido en el producto de moda por todas las ventajas que tienen. Sin embargo, también son grandes desconocidos y no siempre se sabe cómo aprovecharlos para obtener todos sus beneficios o porque surgen dudas sobre su uso. Aquí vamos a contarte algunas curiosidades y trucos que conviene que sepas si vas a utilizar este producto cosmético.

Aplicación

Una de las principales dudas que surgen con los aceites faciales está relacionada con su aplicación. Para que actúe mejor, la clave está en extenderlo siguiendo el movimiento de effleurage. Un nombre un poco complicado con el que se denomina a una técnica de masaje muy sencilla y que permite mejorar la circulación y estimular el sistema linfático.

Lo primero que se debe hacer es aplicar tres gotas de aceite en la palma de las manos y presionar una contra otra para calentarlo. Luego, se llevan las palmas al rostro y se colocan a cada lado de la nariz, se tapa la cara y se hacen suaves movimientos de bombeo con las palmas abiertas.

A continuación se realiza una suave presión empezando por el centro de la cara y avanzando en dirección a las sienes. Finalmente, se abren las manos para acabar con este gesto.

aceites-faciales
El movimiento concluye haciendo círculos delicados muy suaves con los dedos índice y anular y haciendo ochos en torno a los ojos, pasando por encima de la ceja y bajo el borde de la ojera.

Temperatura

En ocasiones, el aceite facial deja de ser líquido porque se solidifica, incluso a temperaturas moderadas. Esto no quiere decir que se haya puesto malo o haya perdido propiedades. Tan solo hay que devolverlo a la temperatura inicial para usarlo, lo que se realiza poniéndolo en un recipiente con agua caliente o bien exponiéndolo al sol. Pero, cuidado con no quemarse porque suben de temperatura fácilmente.

Seco

Aunque pueda parecer una auténtica contradicción, lo cierto es que el aceite puede ser seco. Este término hace referencia a su efecto sobre la piel. Significa que se evapora con rapidez, no es pegajoso y se absorbe rápidamente.

Artículos relacionados:

Aceites faciales: consejos para sacarles el máximo partido para maquillarte

Cinco aceites que no pueden faltar en tu neceser para estar bella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.