Consejos para reducir los poros


Por más que nos esforcemos a veces en tener una piel sana y cuidada existen muchos factores que pueden ir en nuestra contra, el primero de ellos nuestra propia piel según sus particularidades.

En este sentido uno de los tipos de piel que más problemas produce es la piel grasa, que además de un poco estético aspecto brillante crea más poros a causa de la cantidad de sebo sobre la piel. No obstante, todas independientemente de nuestro tipo de piel hemos tenido más de una vez antiestéticos granitos debido a los malos hábitos de limpieza facial, una alimentación inadecuada o demasiada exposición al sol.

Aunque no siempre conseguirás que desaparezcan, lo que sí que puedes intentar es conseguir una piel más tersa y sin poros siendo más previsora para que no pueda haber una próxima vez (o que como mínimo se alargue el periodo de tregua con tu piel).

Para reducir los poros de tu piel ten en cuenta los siguientes hábitos:

1. Mantén siempre tu piel limpia y tan oxigenada como sea posible: lávala por la mañana y por la noche y no abuses del maquillaje.

2. Exfolia tu piel un par de veces por semana y aplica tónicos específicos para la eliminación y prevención de los poros.

3. El agua caliente abre los poros a causa del vapor y puede servir para limpiarla, pero también debes enjuagarte con agua fría para cerrarlos de nuevo y que no entre la suciedad exterior.

4. Aplica a diario alguna crema específica para tu tipo de piel, dando prioridad a esto y no al precio de los productos o a la marca, pues podrían incluso empeorar tu caso.

5. Una mascarilla una vez a la semana es una forma perfecta de cerrar los poros y renovar tu piel gracias a la producción de elastina y colágeno.

Si crees que tu problema es más grave de lo normal, no dudes en gastarte el dinero por una vez y visita a tu dermatólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *