Conseguir unos talones perfectos


El cuidado de los pies es tan importante como el del resto del cuerpo, especialmente en verano que es cuando más los lucimos al estar en la playa o al llevar sandalias. Especialmente importante luchar contra los talones agrietados ya que visualmente son bastante feos y esa sequedad se puede convertir en algo doloroso con el paso del tiempo.

Este problema con los talones suele llegarle a personas que pasan la mayor parte del día estando de pie o también cuando estás mucho tiempo al sol y no los hidratas lo suficiente, igual que pasa si hace mucho frío. Te daré unos cuantos remedios caseros para tener unos talones perfectos:

– Pon tus pies en un recipiente con agua tibia y un poquito de jabón durante al menos 20 minutos. Relájate y cuando haya pasado ese tiempo y veas que la piel ya está suave quítalos del agua. Entonces debes frotarlos suavemente con una lima de pies o con piedra pómez hasta que la piel muerta se haya eliminado, o al menos gran parte de ella. Sécate bien los pies y no te olvides de lavar bien la lima cuando hayas terminado para no coger ninguna infección en el futuro.

– Humedece tus talones poniéndote manteca de karité, aceite de oliva o vaselina. Haz esto tantas veces como creas necesario, puede ser todos los días. De hecho, es recomendable que lo hagas antes de acostarte y ponerte calcetines de algodón para que la hidratación sea mucho más efectiva al estar los pies sellados.

– Otro remedio muy interesante es hacer una mezcla de el jugo de un limón con el puré de un plátano o de piña y aplícatelo sobre los talones. Déjalo actuar durante 10 minutos, enjuágate con agua bien fresquita y después aplícate una crema hidratante para que haga mucho más efecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *