Ojos ahumados 2012


Si tiramos del extenso y enriquecido vocabulario español y su famoso refranero, podemos decir que cierto es aquel famoso “Renovarse o morir”, puesto que las pasarelas de moda que estamos viendo estos últimos días nos muestran 2 líneas fundamentales de maquillaje, y en una de ellas, el smoky eyes, conocido también por efecto ahumado, lejos de desaparecer, viene renovado.

Este estilo de maquillaje para los ojos ha sido el líder absoluto durante el año que estamos viviendo, puesto que apareció como un toque negro para las noches más elegantes de invierno, y supo mantener el tirón todo el verano, al elaborarlo de un modo exquisito y muy colorista con cualquier tonalidad de la paleta del color.

De vuelta al otoño, y pensando ya en la entrada del invierno, el ojo ahumado se mantendrá, sólo que acaparará aún mayor amplitud sobre el párpado superior, como queriendo robarle su propio espacio a las cejas, puesto que ya no se conforma con mantenerse bajo su marco, sino que se confunde con ellas.

Para ello, es fundamental que mantengamos un ancho considerable de ceja al elegir el estilo de depilación, puesto que, año tras año, desaparece la estrechez y también el arco muy pronunciado, para dar paso a una ceja más poblada y recta, aunque siempre manteniendo la limpieza de la depilación y la feminidad que caracteriza a una mujer bien arreglada.

En cuanto a la pigmentación de la sombra, los negros más profundos acaparan la mayoría del trabajo realizado con esta técnica. Tonalidades muy oscuras en texturas muy gruesas, de gran cobertura, donde podemos apreciar pigmentos black añadidos. Una vez más, desaparecen los brillos y las purpurinas. Una sombra mate totalmente carbonizada.

Como juego de color, podrás aportar luces y sombras bajándola un poco con un tono grana, al que puedes añadirle un pequeño destello en gris, que siempre suavizará tu mirada. La tendencia de este maquillaje de ojos se acompañará de un labio desnudo, donde antes había un rojo pasión.

Ojos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *