Naty Abascal y los destrozos de la cirugía


Recuerdo perfectamente el momento en el que la cirugía estética se convirtió en un boom social, y cada vez fueron más las famosas que se apuntaron a los archiconocidos “retoquitos”, en un intento desenfrenado por parar el paso del tiempo. Desde aquel entonces, siempre me llamó la atención Tita Cervera, pues hace unos años, siendo aún joven, su cara tenía un aspecto un tanto extraño, que lógicamente aún conserva hoy.

También recuerdo que siempre puse de ejemplo a Isabel Preysler y Naty Abascal como muestra de lo que es una cirugía bien hecha, en su justa medida, y con muy buena precisión. Pero claro, el tiempo pasa para las que no nos operamos, pero también para las que sí lo hacen, y ese tiempo es el que me llevó a hacer un post sobre “Isabel Preysler, cirugía estética y photoshop” hace unos días.

En él podéis ver una imagen muy retocada y, a continuación, otras 2 “al natural”, donde se ven los fallos que no apreciamos normalmente en sus posados. Fue una decepción. Pues hoy me ocurrió lo mismo con Naty Abascal, cuya foto encontré para hacer un post sobre los estilismos de las famosas en los premios Marie Claire, y cuando vi esta imagen tan de cerca, entendí por qué es tan difícil hacerle un primer plano cuando va a algún evento, puesto que en sus posados para revistas, vuelve a engañarnos el photoshop.

Partiendo del punto de que respeto a todas las mujeres que quieran corregir lo que ellas consideran como algún defectillo, mi crítica va a esa sociedad que parece prohibir que una mujer de cerca de 70 años sea válida para representar la belleza que también se tiene a esa edad. Cuando veo a María Dolores Pradera, me recuerda enormemente al amor que sentí por mi abuela, y me inspira una gran ternura. Cuando veo a Naty Abascal, siento pena, por lo que su rostro, a día de hoy, representa.

Estilos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *