Maquillaje para una piel perfecta


La belleza del rostro no solamente depende de los cuidados que le proporcionamos, y es que aunque debería ser de este modo lo cierto es que a la hora de la verdad los productos de maquillaje se convierten en los mejores aliados para conseguir un cutis perfecto.

Si siempre te has maquillado sin seguir pauta alguna y por propia intuición atiende, porque te contamos los secretos del maquillaje para conseguir una piel de porcelana.

La clave está en escoger bien la base de maquillaje, pues es la que servirá como nuestra segunda piel y que debe lucir ligera pero a la vez brillante y llamativa: para conseguirlo es imprescindible que te hagas con una base pensada específicamente para tu tipo de piel (sea normal, sensible, seca, mixta o grasa), pues sus fórmulas han sido creadas para corregir los ‘defectillos’ de cada una de ellas y de este modo encontrar el equilibrio perfecto. A modo de ejemplo, una fórmula cremosa irá fenomenal para las pieles más secas mientras que los maquillajes más ligeros y menos brillantes serán del todo necesarios para las pieles grasas que pretenden disimular el exceso de sebo.


Más allá de la base de maquillaje en sí misma podemos utilizar algunos de esos complementos a los que cada vez más mujeres estamos enganchadas: los correctores y los iluminadores para el rostro. Es muy importante no confundirlos, pues a pesar de que su apariencia es a menudo similar sus objetivos son completamente opuestos: mientras que el corrector se encarga de ocultar en la medida de lo posible las pequeñas imperfecciones (granitos, ojeras, marcas, etc.), el iluminador se ocupa de llamar la atención sobre determinadas zonas sobre las que se aplica ya sea para disimular otros defectos o para realzar los rasgos que más nos gustan aportando gran cantidad de luz al rostro.

Remata tu maquillaje con una capa de polvos traslúcidos, que te ayudarán a fijar los anteriores además de matificar el maquillaje para conseguir una piel de terciopelo.

Maquillaje, Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *