Maquillaje invisible para un look natural


Cada vez son más las mujeres que quieren lucir su belleza al natural sin importar sus rasgos, sus características o esas pequeñas imperfecciones que quizá pasarían más desapercibidas con kilos y kilos de maquillaje.

El exceso de superficialidad de hoy en día está teniendo un efecto totalmente opuesto que cada vez potencia las tendencias más sencillas y naturales… Pero, ¿cómo aplicar estas tendencias de maquillaje viéndonos tan favorecidas como siempre?

La clave está en encontrar un maquillaje que resulte prácticamente invisible sobre el rostro, algo que comenzará desde la misma base de maquillaje y que influirá incluso en tu máscara de pestañas.


Para empezar puedes escoger tanto bases de maquillaje líquidas como compactassiempre cuando tengan un efecto fluido y ligero que no tiña tu cutis de un color distinto (resulta muy artificial) sino que apenas lo cubra por una fina capa de producto que pase desapercibida. Debes buscar bases que iluminen sin dejar brillos, un color falso o el conocido efecto máscara que resulta tan artificial; para conseguir un buen efecto mate también puedes utilizar una capa de polvos traslúcidos sobre tu maquillaje habitual.

Los correctores e iluminadores correctamente utilizados ayudarán a ocultar nuestros pequeños defectos y potenciar nuestros mejores rasgos… ¡Solo es cuestión de saber cómo utilizarlos!

Tanta naturalidad se iría a pique con cualquiera de los rimmels más tradicionales, que probablemente alargarían en exceso tus pestañas tiñéndolas de negro y dejando además muchos grumos sobre ellas. La solución puede ser alargar tus pestañas con un rizador (que les hará ganar curvatura) y rematar con una máscara de pestañas transparente.

Un toque de blush muy natural en función de nuestro tono de piel y un cacao o brillo para los labios será suficiente para rematar este look prácticamente nude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *