Lesiones comunes de la piel


Mantener una piel perfecta es una cuestión difícil de resolver, y es que debemos tener demasiados factores en cuenta para conseguirlo: productos adecuados, mantenimiento diario, cuidados semanales y también previsión de riesgos que pueden provocar algunas de las lesiones más habituales en ella.

Si quieres conocer cuáles son y remediarlas en la medida de lo posible presta atención a lo que te contamos, ¡no te robará más de cinco minutos!

Arañazos, picaduras, quemaduras, cortes, rozaduras… Son muchas las lesiones que pueden aparecer en la piel de un momento a otro, lesiones producidas por distintos factores que te resumimos a continuación:

Productos químicos: Los ingredientes químicos son habituales en las fórmulas de los productos de limpieza e incluso de belleza o higiene, que precisamente por eso a veces resultan contraproducentes en la medida que pueden perjudicar a nuestra piel. Si son demasiado agresivos, los químicos pueden crear dermatitis o eccemas además de fuertes quemaduras por el contacto con la piel.

Objetos peligrosos: Mantén siempre un alto nivel de alerta con los objetos cortantes o punzantes, pues son más peligrosos de lo que imaginamos. Elementos tan sencillos como una lata de atún o un tenedor pueden resultar realmente peligrosos para nuestra piel, ¡así que ándate con ojo!

Rozamiento: El continuo contacto que raspa la piel contra una superficie áspera será el responsable de la aparición de enrojecimientos, ampollas o rozaduras que resultarán realmente incómodas al contacto con cualquier parte del cuerpo.

Sol: Conocemos de sobra los perjuicios de los rayos ultravioleta y ya deberíamos estar concienciados de la necesidad de utilizar protectores aptos a nuestro tipo de piel, pues una exposición sin protección puede provocar quemaduras y enrojecimientos. De hecho, la excesiva radiación solar podría desarrollar a la larga incluso un cáncer de piel.

Aunque algunos de ellos son prevenibles otros resultan espontáneos e irremediables. Sea como sea, tanto unos como otros son capaces de mejorar su aspecto con nuestra ayuda si utilizamos algunos productos cosméticos o naturales como los aceites, las cremas o los aftersun, entre muchos otros.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *