La importancia de la luz para maquillarnos


Tener en cuenta el momento del día para el que nos arreglamos es fundamental para escoger un estilo u otro de maquillaje, pero también lo es asegurarnos de que éste proporcionará unos resultados perfectos fuera del pequeño espacio del baño en el que llevamos a cabo todo el proceso.

La luz es uno de los elementos más importantes que deberíamos tener en cuenta, pues a la hora de maquillarnos permitirá que no cometamos excesos o faltas con los tonos que escogemos. Sin embargo, la mayoría ni siquiera teníamos idea de ello… ¿quieres conocer algunos trucos relacionados con esta cuestión? Te dejamos los detalles a continuación.

Lo mejor es maquillarse bajo la luz natural, aunque teniendo en cuenta que esto no es posible durante todo el día la mejor opción será hacerlo en lugares con bombillas de una tonalidad adecuada para ello. ¿Cómo? Básicamente debes apostar por las bombillas que den al espacio un color más suave y cálido evitando las luces demasiado claras y fluorescentes, pues te harán parecer más pálida y con más imperfecciones y te empujarán a utilizar tonos más intensos o más maquillaje, lo que al final te dará un aspecto demasiado artificial. y apostar por las que

Si no tienes claro que la luz del espacio tenga estas características, lo mejor es que te maquilles de la forma habitual y que compruebes el resultado acercándote a alguna fuente de luz natural (junto a la ventana, por ejemplo) acompañada de tu espejo: si el maquillaje se ve fenomenal en este espacio, puedes estar tranquila de que también lo hará en cualquier momento del día y en cualquier lugar… ¡incluso bajo los traicioneros fluorescentes de la oficina!

Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *