La importancia de cuidar bien la piel cada noche


Limpiar e hidratar el cutis como rutina diaria es uno de los hábitos más saludables para la piel, pero también es de los que más pereza da, máxime si tenemos que realizar este gesto también por las noches. Lo que ocurre es que necesitamos concienciarnos de que no podemos pretender tener un rostro liso, uniforme y luminoso sin que nos cueste ningún esfuerzo. Además, al igual que ocurre con otros hábitos, una vez que empiezas ya no puedes dejarlo.

En primer lugar hay que borrar de la mente la idea de que quien no se maquilla no necesita limpiar su piel cada noche. Los productos de limpieza faciales no están únicamente destinados a desmaquillar, sino que ésta es una función añadida. Lo importante es eliminar de la piel todos los agentes externos que puedan dañarlos, entre los que se encuentra el maquillaje, pero también la polución que nos afecta a todos.

Poros refinados y cutis sin imperfecciones

Esta limpieza nocturna nos ayudará a desobstruir los poros, ayudando a mantenerlos más finos, ya que con el paso del tiempo tienden a dilatarse, acumulando mayor cantidad de suciedad. Esta suciedad contribuye a la aparición de imperfecciones en la piel, del tipo granitos, puntos negros y/o espinillas. Todo esto impide que tu piel muestre buen aspecto cada mañana.

Hidratación y tratamiento

Además de la limpieza, hay que hidratar la piel cada noche, ayudando así a que mantenga los niveles óptimos de hidratación que necesita para no perder elasticidad y su tacto sedoso. Si además estás luchando contra el envejecimiento con algún tratamiento antiarrugas, reafirmante o regenerador, las horas nocturnas son las de mayor actividad celular, por lo que este tipo de cremas verán aumentada su eficacia. Así que no lo dudes y empieza a crear tu propia rutina nocturna de belleza, verás como vale la pena.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *