Evitar un maquillaje incorrecto


Dicen que el éxito en la vida requiere de equilibrio y eso es lo primero que me vino a la mente cuando observé por primera vez esta fotografía, en la que son varios los aspectos que me llaman la atención por lo exagerado que me resulta todo y, dicho sea de paso, por lo mal realizadas que están las técnicas que se han utilizado tanto en maquillaje como en manicura. No es que tenga espíritu crítico, pero a veces me gusta aprovechar imágenes como ésta para enseñarte con mayor precisión los motivos por los que debes evitar un maquillaje incorrecto.

En primer lugar, correcto se le puede llamar a adecuado para la ocasión pero no es el caso, hoy me refiero a la forma de aplicación y otros detalles previos a la misma. En este sentido, lo primero que me deja estupefacta son las cejas, completamente pobladas, anchas, rectas y sin la mínima intención de mostrarse depiladas. Cierto es que ya no se llevan ni muy finas ni muy marcadas, pero no por ello deben mostrar tanto pelo en la zona que ya consideramos párpado, donde suele ir el iluminador.

Otro previo que me sorprende es el aspecto de sequedad de los labios, que aunque tampoco se lleven ya los gloss ni brillos excesivos, no tienen por qué mostrar esas grietas causadas por una falta de exfoliación e hidratación. Son pequeños detalles que estropean mucho el resultado final.

En cuanto a los ojos, ya no entro a valorar lo exagerado que me parece este resultado sino el hecho de que parece haber sido realizado por 2 personas diferentes, y es que se puede apreciar claramente que los juegos de sombras no están aplicados del mismo modo en ambos. Por último, estas uñas están limadas con diferencia de forma entre unas y otras, además de que no están pintadas desde la cutícula y que el resultado final me parece poco elegante.

Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *