Escoger el gel de baño según tu piel


Cremas para hidratar el cutis, protectores solares, champús específicos para cada tipo de cabello… muchas estamos continuamente preocupadas por proporcionar a nuestro pelo y a nuestra piel los mejores cuidados y, sin embargo, a menudo se nos escapan algunos de los buenos hábitos más corrientes para la piel.

Es el caso del gel de ducha, ese producto que acostumbramos a comprar según las ofertas que encontramos en el supermercado o bien en función del aroma que le caracteriza sin tener en cuenta sus propias cualidades y el impacto en nuestra piel.

Precisamente por eso en Maquilladas hemos considerado útil dejarte una pequeña guía para escoger aquellos productos que mejor pueden funcionar según tu tipo de piel… ¡para que la próxima vez escojas con conocimiento!

Del mismo modo que no todos los tipos de cutis son iguales, la piel del resto de nuestro cuerpo también tiene unas características y particularidades que hará que tenga unas u otras necesidades. De hecho, utilizar un jabón o gel de ducha inadecuado puede resultar contraproducente.

Estos serán los más adecuados según tu tipo de piel:

Normal: A pesar de que es la más fácil de mantener y que no presenta demasiados inconvenientes, es recomendable escoger geles neutros que posean un pH entre 4,5 y 5,9 con el fin de que no se torne grasa ni seca.

Seca: Lo mejor es apostar por los geles con ingredientes muy hidratantes y humectantes.

Grasa: Los jabones más básicos pueden poseer ingredientes demasiado fuertes que agredirán la piel y producirán un efecto rebote mediante el cual la piel se protegerá generando todavía más grasa. Los más adecuados serán entonces los geles con extracto de azufre para favorecer la desaparición de granitos o los que cuentan con extracto de menta o eucalipto para controlar el exceso de sebo.

¿Cuál es el tuyo?

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *