El estilismo de Alaska


Son muchos los años que la famosísima cantante Alaska goza de popularidad en nuestro país. Algunos la recordaremos toda la vida por su programa infantil-juvenil “La bola de cristal”, y la gran mayoría por temas tan populares como “Bailando” o “A quién le importa”, y sus constantes apariciones con formaciones como Dinarama o los Pegamoides. Estos temas nos suenan a todos porque jamás han dejado de estar de moda.

Pero su popularidad se disparó mucho más desde que protagoniza “Alaska y Mario”, una especie de reality semanal donde podemos ver el transcurrir de su vida junto a su marido, Mario Vaquerizo. En este programa hemos podido ver la simpatía y naturalidad de la polifacética artista, y también la gran pasión que siente por el mundo de la estética. Nada de su imagen es fruto del descuido ni de la casualidad, un punto que marca mucho lo peculiar de esta popular pareja.

Durante muchísimos años, Alaska lució espectaculares estilismos, especialmente en lo que a peluquería se refiere. Rastas, colorines, partes afeitadas… siendo quizá la melena naranja con la que más tiempo pudimos verla. Desde hace un par de años se pasó al negro azabache para su pelo y lo lleva siempre perfecto de raíces, tono y brillo. Le queda especialmente bien. De Alaska siempre me llamó la atención la impresión que percibo de que tiene un pelo de muy buena calidad.

En cuanto al maquillaje, se caracteriza por un rostro con una piel blanca y muy cuidada, tiene casi un cutis perfecto. Los 2 puntos que más destaca de igual modo son los ojos, sobre los que lleva un bonito ahumado en negro, y los labios, que suele lucir en rojo pasión y muy bien perfilados. Alaska es fiel a su estilo y así lo demostró el pasado mayo, cuando contrajo matrimonio en España y pudimos verla con su imagen más habitual de los últimos tiempos.

Estilos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *