Cuidados según tu cabello


Liso, rizado, ondulado o afro son los principales tipos de cabello, cuatro formas distintas con necesidades y requerimientos también muy diferentes.

Si eres de esas a las que tanto les da que su cabello sea de una manera u otra lamentamos decirte que no vas por buen camino, porque existen técnicas y productos específicos que podrían mantener tu cabello doblemente bonito.

Para que como mínimo hagas el esfuerzo de intentarlo, aquí te dejamos algunos rápidos consejos sobre cómo tratarlos:

Liso:
Lucir una bella cabellera lisa no es algo fácil, y es que hay que combatir sequedad, encrespamiento y otros defectos que se convierten en muy visibles en este cabello (como las puntas abiertas). Lo mejor para ello es utilizar productos alisadores y antifrizz tanto durante el lavado como después, cuando un protector térmico permitirá que tu cabello no pierda el brillo a pesar del uso de la plancha o el secador.

Un abuso de estos últimos acarreará consecuencias negativas a tu cabello como la sequedad, la pérdida de brillo, resistencia y la apertura anticipada de las puntas.


Rizado u ondulado: Aunque estas melenas son las más bellas y llamativas, este cabello por lo general suele parecer demasiado seco puesto que a los aceites naturales del les cuesta más llegar a las puntas de un rizo que de un pelo liso. Debes mantener tu cabello humectado y brillante gracias a champús, acondicionadores y mascarillas hidratantes especiales para tu cabello.

Procura también que el pelo se seque al aire (como máximo con la ayuda de un difusor) y no lo peines o cepilles puesto que se quebrará con mayor facilidad. En su lugar, separa tu cabello con los dedos a modo de ‘peines naturales’.

Afro: Este cabello se caracteriza por su poco habitual textura extra gruesa y extra seca, lo que hace que esté en alto riesgo de romperse u estropearse con más facilidad. La mejor manera de evitar esto es potenciando que la grasa natural del cuero cabelludo se extienda por el resto del pelo y también manteniendo una tratamiento hidratante de continuo: Para ello haz tratamientos intensivos antes de lavar el cabello, masajea la cabeza para potenciar la producción de sebo y realiza tratamientos a base de aceites quincenal o mensualmente.

Cabello,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *