Cuida tu piel del paso del tiempo


El paso del tiempo se nota en nuestro rostro al igual que en el resto del cuerpo. Obviamente, la herencia genética y las circunstancias personales de cada uno también tienen mucho que ver. Actualmente, en el mercado de la cosmética tienes gran variedad de productos que te ayudan a reafirmar y tensar tu piel. Hemos visto los hábitos para tener una piel sana, y hoy nos centraremos en cómo conservar la juventud de tu rostro.

En primer lugar, es imprescindible que limpies a fondo tu piel cada mañana, independientemente de si te maquillas o no. Agua y jabón, con una borla de tónico a su término es suficiente. Eliminarás exceso de grasa si utilizas cremas de noche, y, en cualquier caso, cualquier impureza que haya en los poros. De este modo, la crema que utilizas a diario actuará mucho mejor. Cuidar la alimentación es otro factor fundamental para tener un aspecto mucho más saludable y juvenil. Acostúmbrate a tomar cinco raciones diarias de fruta y verdura. Incluye en tu dieta productos ricos en antioxidantes, los hallarás en frambuesas, albaricoques, cerezas, aguacates, alcachofas, remolacha, col, tomate y té verde. El omega 3 también ayudará a que tu piel se mantenga radiante por más tiempo, y lo obtendrás en salmón, atún, espinacas, nueces y aceite de oliva.

Aunque son muchas las marcas nutricionales que se dedican a aportar aditivos en sus alimentos, no olvides que la forma más sana para ti, por dentro y por fuera, es hacer de la dieta rica en frutas y verduras un hábito alimenticio. Por último, y no menos importante, escoge bien la crema que va mejor a tu tipo de piel. No te dejes llevar por el concepto “nuevo” que tanto llama nuestra atención. ¿Usarías un pantalón tres tallas superior a la que necesitas? Seguro que no. Pues haz lo mismo al elegir tu crema. Si lo último es una regeneradora y todavía tienes el período, no la necesitas, pues cada mes tus células se regeneran del modo más natural. Usa una crema rica en hidratación acorde a la edad de tu piel.

Consejos de belleza, Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *