Cremas de belleza con avances científicos


El mundo de la cosmética saca al mercado diferentes tratamientos de belleza con diferentes finalidades, ya que lo mismo encuentras productos para limpiar tu piel, como protegerla del sol, para hidratarla, y también, en la mayoría de los casos, para luchar contra los signos evidentes del envejecimiento.

Como ocurre con casi todo, hay gente muy receptiva a probar todo aquel nuevo producto que sale a la venta, así como también hay personas muy reticentes y poco confiadas en la consecución de los objetivos que cada producto promete. En este caso, sólo puedo decir que, además de nuestra constancia, estas cremas pueden llegar a ser muy eficaces gracias a la ciencia y a los avances que han descubierto los elementos básicos para conseguir una piel casi perfecta.

Los cosméticos que hoy están a nuestro alcance, contienen, entre otros, péptidos, que son fragmentos de moléculas de proteínas, y que pueden incrementar la producción de colágeno y elastina, y así engrosar la piel y proporcionarle más elasticidad. Muy conocido también el ácido Hialurónico, que es un componente del tejido conectivo que se genera naturalmente y que otorga fuerza y flexibilidad, ayudando a mantener la piel hidratada y contribuyendo a otorgarle una apariencia más rejuvenecida.

Por su parte, la incorporación de la niacinamida (más conocida como vitamina B3) en los tratamientos anti-edad ha contribuido a un incremento de la producción de colágeno, por lo que su aplicación directa reduce la aparición de líneas de expresión y arrugas, además de disminuir la oleosidad de la piel, dando una mayor apariencia de tersura.

Finalmente, los últimos avances científicos a disposición de la cosmética, se están volcando en el estudio de los genes, intentando comprender cuáles son los que se ven afectados por el proceso de envejecimiento, y así poder actuar directamente sobre ellos y revertir, en unos casos, y retardar, en otros, la aparición de las arrugas, manteniendo la piel joven durante más tiempo.

Consejos de belleza,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *