Conseguir un cutis de terciopelo


Aunque hay quien piensa que es más importante tener un buen cuerpo o unos rasgos bonitos, una piel sana y cuidada es la base de fondo que hará que nuestro cutis sea realmente hermoso.

En este sentido, conseguir una piel de terciopelo es el objetivo de cualquier mujer: Un cutis extremadamente suave, delicado y hermoso cuya salud salte a la vista.

¿Quieres saber cómo conseguirlo? ¡No pierdas detalle de lo que te contamos!

Cuidados
Debes pensar en los tres pilares básicos de un cutis saludable. Son los siguientes:

Hidratación: No es algo que deba dejarse solamente para aquellos momentos en que notas la piel del rostro apagada, áspera o seca, pues la hidratación es la clave de la belleza de tu cutis y necesita un mantenimiento continuo. Toma el hábito de aplicarla por la mañana antes de maquillarte y por la noche antes de acostarte con la piel bien limpia y sin restos de cosméticos.

Exfoliación: La falta de humectante y la acumulación de células muertas entorpecen el proceso natural de regeneración de células en la piel. Para evitarlo, la exfoliación de la piel del cutis es fundamental.

Mascarillas: Una mascarilla semanal o quincenal siempre es recomendable para eliminar las impurezas y mantener en un buen estado la salud de tu piel devolviéndote el brillo y la vitalidad para que estés siempre deslumbrante. Pueden utilizar la cosmética o los remedios naturales.

Maquillaje
Utiliza correctores sobre aquellas imperfecciones más visibles en el rostro, cubre con una base de maquillaje ligera del mismo tono de tu piel y aplica después una ligera capa de polvos traslúcidos para matificar un poco el rostro y favorecer que el maquillaje se mantenga durante más tiempo en el rostro.

Es imprescindible que remates el efecto piel de terciopelo con un blush en color rosado o melocotón.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *