Cambio de temporada en tu kit de belleza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Por lo general, con los cambios de estación, estamos acostumbradas a realizar un cambio de temporada en nuestros armarios, principalmente, y también en lo que a menaje del hogar se refiere, en muchos casos. Al igual que la ropa con la que nos vestimos, y las colchas, mantas y demás que ponemos y quitamos de nuestra casa, los cuidados de nuestra piel también deben ser renovados de vez en cuando.

La diferencia puede estar en que con hacerlo un par de veces al año será suficiente, distinguiéndolos en invierno y verano, ya que nuestra temperatura corporal varía, así como el color de la piel, y también sus necesidades.

De cara al invierno, debemos considerar que el frío reseca mucho más la piel que el calor propio del verano, una época en la que erróneamente la gente piensa que es cuando más debe hidratarse. Sí que es cierto que en verano debes hidratarte más, pero por dentro, bebiendo agua, para evitar un golpe de calor, pero, en lo que a la piel respecta, el frío es más dañino que el calor.

Del mismo modo, champús, mascarillas y demás accesorios del lavado de cabeza, deben insistir más, en esta época, en tratar la restauración de los daños solares y la caída propia del otoño. Es buena época para incluir un tónico o unas ampollas después del lavado, o reforzar la raíz, incluso, con complementos vitamínicos que siempre debe recetarte tu médico.

En cuanto al kit de maquillaje, hay que tener en cuenta el colorido, que también varía según la época del año. Ahora podemos ponernos unas bases con un toque de color para no vernos tan blancas después del verano, y también revisar los tonos de sombras, barras y lacas de uñas, especialmente este año, que se han llevado unas tonalidades muy fluorescentes, que nada veremos durante el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *