Cabello largo y sano


Conseguir una hermosa melena larga y saludable no es algo fácil precisamente, y es que el paso de los años, la falta de cuidados y la inconsciencia acerca de su necesidad de protección juegan en contra de la belleza y la salud del mismo.

Sin embargo, bastaría con que le prestases un poco más de atención para que creciese en las mejores condiciones… ¿Quieres saber cómo conseguirlo? A continuación te dejamos las claves, ¡no te las pierdas!

Características: Es fundamental que conozcas el tipo de cabello que tienes para proporcionarle los cuidados más adecuados y que este pueda lucir en todo su esplendor. A modo de ejemplo, tener una melena larga pero grasa no resultará para nada hermoso sino más bien todo lo contrario, por lo que lo mejor es escoger esos productos que ayudan a controlar el exceso de sebo y a mantener el cabello más fresco durante más tiempo; el cabello seco tiene el efecto visual contrario pero resulta igualmente deslucido.


Hidratación: Siempre teniendo en cuenta lo anterior la nutrición e hidratación del cabello son la clave de una melena hermosa. Lo conseguirás gracias a los productos de lavado, las mascarillas y algunos tratamientos reparadores como los que devuelven la queratina al cabello, por ejemplo.

Protección: Si quieres que tu cabello no resulte dañado por algunos elementos externos como los aparatos de calor o los rayos del sol utiliza algunos productos específicos para protegerlo como los geles o sprays de protección térmica o los solares. Recuerda además que lo mejor es secar el cabello con aire templado y nunca caliente.

Puntas: Es uno de los principales motivos por los que acudimos a la peluquería, y es que con el paso del tiempo las puntas del cabello se van abriendo y dejando un antiestético y envejecido aspecto que para nada nos favorece. ¿Lo mejor para evitarlas? Un buen corte de puntas cada dos o tres meses y el uso de algunos geles fortificadores de las mismas que retrasarán este proceso de envejecimiento.

También deberías hacerte con peines y cepillos de calidad que respeten tu cabello (cerdas naturales, púas anchas, etc.), evitar los tintes y no utilizar gomas del pelo u ornamentos que puedan quebrar el cabello.

Cabello,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *