Buenos hábitos para una mirada más hermosa


El sol, la polución, el tabaco y el alcohol, la sequedad, la gesticulación… Más allá de la propia genética, son muchos los factores externos responsables de que nuestra mirada vaya perdiendo en salud y belleza.

El contorno de ojos es uno de los mayores delatores de nuestros hábitos de vida y también del inevitable paso de los años y, precisamente por eso, también una de las zonas que más debemos cuidar. No obstante, para que tu mirada se mantenga fresca, joven y saludable no bastará con utilizar algunas cremas cosméticas sino que además será necesario tomar una serie de buenos hábitos para conseguirlo.

La zona de los ojos es delicada y frágil, y es que la piel en esta zona no solamente es más sensible sino que además tiene menos colágeno, elastina y células adiposas. Con todo lo anterior no es difícil de comprender cómo aparecen en esta zona la flacidez, las bolsas y las conocidas patas de gallo que harán que vayamos ganando años.

¿Cómo conseguir que nuestra mirada muestre la misma vitalidad de la juventud? Estos son algunos buenos consejos:

1. Protégete del sol: La excesiva exposición solar tiene un efecto acumulativo sobre la piel que genera arrugas, manchas, pecas y sequedad en la piel. Utiliza cremas de protección solar especiales para el rostro y también gafas de sol o gorras, por ejemplo.

2. Dieta sana: Es fundamental para mantener una piel hermosa. Es fundamental apostar por una dieta variada y saludable rica en antioxidantes y ácidos grasos esenciales.

3. Sueño regular: Además de que resulta necesario para el organismo, dormir 8 horas permite que los músculos de la cara se relajen (por la falta de gestualidad) y se suavicen las arrugas del rostro.

4. Prohibido fumar: Fumar es sin duda uno de los más perjudiciales, y es que no solamente disminuye el riego sanguíneo en la piel sino que además le ofrece menos oxígeno y nutrientes y perjudica la elasticidad de la piel en tanto que influye negativamente en el colágeno y la elastina elastina.

Otros buenos consejos son dormir boca arriba con una almohada que mantenga la cabeza por encima del resto del cuerpo, utilizar antifaces fríos relajantes o aplicar compresas frías sobre los párpados, por ejemplo.

Consejos de belleza, Ojos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *