Cómo borrar las uñas de color sin mancharse y al instante


Pintarse las uñas en tonos oscuros se ha puesto más de moda que nunca. Desde el rojo pasión que ha vuelto pisando fuerte, hasta la más moderna manicura verde que veremos triunfar esta temporada, y pasando por colores tan llamativos como azules, morados, negros, etc. También de cara al verano, estamos viendo un montón de tonalidades fosforitas y neón que apetecen muchísimo ponerse cuando ya estamos un poco morenitas.

Lo que ocurre es que a veces da muchísima pereza pintarse las uñas en tonalidades fuertes por culpa de lo engorroso que resulta borrarlas después. Al menos a mí era una de las cosas que más me echaba para atrás… Y ya no solo por lo que cuesta quitar el esmalte, que la mayoría de las veces hay que repasarlo, sino porque también te manchas fuera de la uña, así como la mano con la que estás limpiando, a no ser que lo hagas con muchísimo cuidado.

La solución perfecta

Pues bien, todo esto se ha terminado gracias a un nuevo concepto de quitaesmalte. Un formato novedoso que consiste en un botecito que en cuyo interior hay una esponja impregnada de dicho producto. De este modo, quitas la tapa, metes un dedo, giras un poquito y en un segundo te sale la uña desmaquillada y la piel perfectamente limpia. La mejor manera de borrar las uñas de color sin mancharse y en un instante.

Diferentes marcas

Hace tiempo, este producto podías encontrarlo en algunas peluquerías para uso profesional. Ahora podrás adquirirlo en marcas como Bourjois (con aceite de almendra), e incluso en establecimientos como Mercadona, dentro de su línea económica Deliplus (con rosa mosqueta y vitamina E). Yo he probado los 2 y funcionan de maravilla, hasta el punto de que ya lo utilizo también cuando me pinto con esmaltes porcelana, porque es comodísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *