Arreglarse para estar en casa


En muchas ocasiones, hablando con otras chicas, sale la conversación de cómo estamos arregladas en casa normalmente, y la verdad, es que te encuentras un poquito de todo. Por un lado, las hay que se levantan 1 hora antes para estar perfectas cuando llevan a los niños al cole, así como también hay quien se arregla única y exclusivamente cuando va a una boda o evento similar.

A ver, particularmente, creo que, como todo en la vida, hay que saber encontrar un equilibrio; si bien es cierto que un arreglo perfecto y completo las 24 horas del día los 365 días del año, puede dar pereza e, incluso, estropear la piel, también es cierto que si entras en la rueda de no arreglarte nunca, acabarás por perder las ganas y hasta un poco de autoestima.

El término medio podría estar en obtener, a diario, una imagen como la que te muestro hoy en la fotografía, un look con el que muchas mujeres acuden al trabajo a diario, o a sus recados habituales, y que resulta completamente natural, rápido y muy favorecedor. Creo que éste sería el punto intermedio.

Dentro de la rutina diaria de nuestra higiene corporal, debemos incluir siempre un buen lavado de cara, bien con un producto suave de limpieza o con jabones no agresivos; una vez hecho esto, ya no cuesta nada ponerse una cremita hidratante, notarás enseguida la piel fresca y que deja de estar tirante.

Para maquillarse, es suficiente una base fluida, o que aproveches a utilizar la crema hidratante con un poquito de color, este hecho te hará mostrar enseguida un efecto “buena cara”. Un poquito de rímel, una barra de labios natural e hidratante y un toque suave de colorete rosado. Y si estás acostumbrada a recogerte el pelo, hay distintos tipos de coletas y moñitos que te permiten estar cómoda a la vez que arreglada. ¿A que no cuesta tanto?.

Consejos de belleza, Maquillaje,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *