Pintarse los labios para corregir un defecto


Por lo general, muchas de nosotras solemos hacernos con una técnica de maquillaje y parece que nos aferramos a ella como un bebé a su peluche nocturno. En cierto modo, nos hemos acostumbrado a lucir una imagen y algo nos hace pensar que ya nada puede mejorarse, y no es así. En ocasiones nos llama la atención alguna chica porque parece no contar con ningún defectillo (y créeme, todas tenemos alguno), lo que ocurre es que seguro que se tiene muy bien estudiada y sabe sacarse partido.

En realidad, esa es la clave de todo lo que proyectamos a los demás, el conocernos bien y así poder ocultar defectillos y, al mismo tiempo, explotar nuestros rasgos más agraciados. Si en tu caso, como suele ser habitual, el problema está en tus labios, debes plantearte si vas a seguir utilizando la misma barra clarita de toda la vida, para disimular, o si, por el contrario, te mentalizas en regalarte unos minutos delante del espejo y empezar a explorar nuevas técnicas, lápiz en mano.


En primer lugar, es imprescindible, cuando hablamos de pintarse los labios para corregir algún defecto, que te hagas con un perfilador de un tono exactamente igual al labial que vayas a utilizar, en este caso, yo empezaría por practicar con la barra que utilizas habitualmente, para que el cambio inicial no sea tan brusco. A continuación, debes ponerte ante el espejo y centrar tu mirada en los labios, imaginando que por ellos pasa una línea vertical, de este modo, empezarás a perfilar el contorno de la parte del labio que no muestre ninguna anomalía, y a continuación, trazarás el otro lado en perfecta simetría.

Una vez hayas realizado todo el perfilado, irás rellenando el interior con un pincel para labios previamente humedecido, dando pequeños toques en donde esté el lápiz para que ambos productos se unan a la perfección, y no se note que has hecho correcciones. Verás como en poco tiempo dominas esta técnica y ya puedes pasarte a colores más atrevidos.

Consejos de belleza, Labios,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *