Maquillaje para chicas de tez oscura
El color de la tez es fundamental para elegir el tipo de maquillaje que va bien en nuestra piel. Esto es algo que saben perfectamente tanto las chicas de pieles muy claras como las que la tienen muy oscura, pues cualquier tono demasiado alejado destaca negativamente y resulta muy artificial.

Sin embargo, igual que en las pieles claras, las oscuras pueden variar muchísimo no sólo por tonos oliváceos, rojizos, negros o marrones muy oscuros, sino también por la propia morfología de la cara, que es también distinta a la occidental.

En las pieles oscuras son especialmente favorecedores los tonos vivos y oscuros más saturados en los pigmentos, aunque en la base podemos utilizar tonos algo más claros que tapen imperfecciones pero que no modifiquen en color de la piel, sino que se adapten a ella.

Un corrector puede ayudarte a disimular las irregularidades naturales de pigmentación que crean zonas más claras que otras y que acostumbran a tener este tipo de pieles.

En cuanto a los ojos, casi cualquier color te sentará bien, aunque los tonos cálidos y naturales van más en consonancia con la tez. Más importante que el color en sí es el grado de pigmentación de la sombra, pues al ser aplicado sobre un párpado ya coloreado de forma natural necesitarás una sombra muy concentrada que se adhiera mejor al ojo.

Los labios siguen la misma regla de siempre: texturas mate para los labios más voluptuosos y brillantes para los que necesiten resaltar las formas más finas. En cuanto a colores, si tienes la piel oscura apuesta por los marrones, por los rojos vivos o por un color cerezo o vino, en general tonos oscuros pero llamativos. Un poco de gloss sin color también te dará un aspecto natural y resaltará tus labios.