Consejos para hacer un peinado despeinado
No son pocas las ocasiones en las que hemos podido ver a algunas de nuestras celebrities favoritas luciendo unos looks despeinados que, irónicamente, resultan magníficos para un estilo elegante a la vez que informal.

Sin embargo, probar este tipo de peinado en casa puede resultar desastroso si no tienes ni idea de cómo llevar a cabo la técnica… Si te gustaría conocer algunos trucos para conseguirlo atiende a lo que te contamos y ponte a practicar en casa antes de esa ocasión especial para la que lo habías pensado.

El ‘peinado despeinado’ no es tan fácil como podría parecer a primera vista, pues con las técnicas inadecuadas podría incluso parecer sucio, quebradizo y estropeado cuando para nada es de este modo. En cuanto a los estilos, la técnica puede utilizarse para realizar todo tipo de peinados sueltos, semi-recogidos y recogidos algo sueltos que van desde los moños hasta las coletas (altas o bajas) o las trenzas, por ejemplo.

Consejos para hacer un peinado despeinado
Lo primero que debes tener en cuenta es que resultará más fácil despeinar el cabello con cortes a capas que con los rectos, por lo que si es tu objetivo deberás retocarte sí o sí en la peluquería.

Los productos que utilizas también pueden servir para preparar el cabello para el peinado, por lo que en este caso necesitarás aplicar aquellos que consigan un movimiento natural y un gran volumen. Las cremas con base de fibras son aconsejables para ello.

A la hora de desordenar el cabello lo mejor es secarte la melena boca abajo peinándola con los dedos (para evitar enredos), lo que ayudará a cumplir el doble objetivo de despeinar y dar volumen a la misma. Puedes utilizar un poco de espuma para ayudar a potenciar y a fijar el peinado con el secador, pero siempre en cantidades moderadas si no quieres que resulte demasiado artificial.

Entonces sacude tu cabeza un par de veces, despeina la zona de la raíz mediante algunos masajes y a partir de ahí comienza a hacer tu peinado.