Trucos para disimular la nariz aguileña

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

ujer tapandose la nariz
Hay partes del físico que no nos gustan y que se hacen muy difíciles de disimular. Una de ellas es la nariz aguileña. Esta nariz es aquella que es estrecha y cuya forma no es del todo recta, sino que se tuerce a la mitad. La genética hace que algunas mujeres tengan este tipo de nariz tan poco deseada. Aunque sea parte de nuestra personalidad, hay veces en las que deseamos disimular este tipo de nariz. Con un poco de maquillaje todo es posible.

¿Qué hay que hacer cuando se quiere disimular un elemento de la cara? Pues coger un tono de color superior al que se tiene. Ponte un poco de base de maquillaje de un tono más oscuro al de tu nariz en la punta de ésta. Éste es el primer paso para disimular esa nariz que tan poco te gusta.

Tonos más claros

Una vez te has aplicado un tono de maquillaje superior a tu color de piel en la nariz, lo siguiente será disimular el resto de la zona con tonos más claros. Éstos los tendrás que extender desde el centro de la cara hasta los laterales. Un truco para que no se note tanto el contraste de colores: difumina con una brocha las distintas tonalidades de colores.

mujer maquillandose
Por otro lado, también puedes acentuar otras partes de la cara para que las miradas del resto no se centren tanto en tu mirada. Por ejemplo, puedes ponerte sombra de ojos más oscura o llamativa para centrar la atención en esta parte del cuerpo.

Asimismo, un gran error a la hora de intentar disimular la nariz aguileña con el maquillaje es usar colorete. Cuando nos maquillamos los pómulos estás atrayendo más la atención de la gente sobre esta parte del cuerpo, que es precisamente lo que quieres evitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *