Trucos para disimular chupetones


Un exceso de pasión seguramente haya llevado a alguno de vosotros a tener que disimular un chupetón, y es que quién más quién menos ha pasado por este mal trago alguna vez en la vida.

Lo cierto es que la técnica más habitual para disimularlos ha sido siempre la del jersey de cuello alto, pero, ¿qué hacer cuando estás en pleno verano con un calor insoportable? ¿Cómo disimular tras varios días llevando cuello alto o pañuelos?

Lo primero que debes hacer es tomártelo con calma y, aunque no debes regocijarte en ello, tampoco debes sentirte avergonzado puesto que no es ningún crimen. Preocúpate, eso sí, por lo antiestético y poco elegante que resulta para los demás.

Para los que os encontráis en esta situación aquí dejamos algunos truquillos que esperamos os sirvan para libraros cuanto antes de los chupetones, ¡tomad nota!

– Aplicar en la zona afectada pasta de dientes y hacer un suave masaje con los dedos; no se te ocurra utilizar el cepillo puesto que lo único que conseguirías es empeorar todavía más el problema.

– Hazte con alguna pomada contra los hematomas y moretones (como Thrombocid, por ejemplo) y aplícalo un par o tres de veces al día, pues aunque no es una solución definitiva sí que puede ayudar a que el chupetón desaparezca antes.

– Se dice que poner sal gruesa en un pañuelo, humedecerlo con agua tibia y masajear la zona sirve para que la sangre se disperse y por tanto la marca también lo haga.

– No olvides que el maquillaje es uno de tus grandes aliados en estos casos, y es que si bien es cierto que los primeros días será casi imposible disimularlo, cuando el color del chupetón baje de intensidad los correctores, las bases y los polvos translúcidos serán muy efectivos.

Puede que tu piel recobre su aspecto normal en unos cinco días, aunque dependerá especialmente de la intensidad con la que te lo hayan hecho y la medida en la que haya afectado a tu piel…

Suerte con ello, ¡y esperamos que te sea leve!

Consejos de belleza, Piel,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *