Teñirse y maquillarse en tonos violín


En más de una ocasión te he comentado que, en la actualidad, la mayoría de las mujeres recurren al tinte no sólo por la necesidad de cubrir las canas, sino para realizarse un trabajo que les favorezca y/o les cambie de imagen. Esto ha llevado a los fabricantes y distribuidores de tintes para el pelo a combinar los tonos naturales ya existentes con pigmentos de color más atrevidos e impropios del ser humano, llegando a cosechar grandes éxitos en tonalidades tan llamativas como el rojo.

Lo que ocurre es que no a todas nos queda bien ese estilo o, a lo mejor, lo vemos muy estrambótico para nuestro ritmo de vida habitual, por ello, el otro día te hablaba de cómo teñirte con mechas rojas, que quedan más discretas que un tinte en la totalidad de tu melena, y hoy te traigo otra propuesta que seguro también te gustará.

Si te apetece lucir en tu cabello un color de pelo de fantasía, puedes decantarte por las tonalidades violín, que son unos tonos muy sutiles que, dentro de la gama de los violetas, te ofrecen la posibilidad de lucir un look más moderno, a la vez que dotas a tu pelo de un brillo extremo y espectacular. Estas tonalidades se adhieren muy bien en los cabellos castaños oscuros, y lejos de ir muy llamativa o vulgar, pueden darte un aire muy elegante si sabes maquillarte de un modo acorde al pelo que llevas en este momento.

La base de maquillaje ha de ser en tonos nude, para dejar que tanto el pelo como los ojos luzcan las nuevas tonalidades de esta temporada; tu mirada quedará muy luminosa si te olvidas del lápiz negro y dejas que destaquen los violetas tanto en sombras como en las líneas. Al igual que ocurre con la base, para los labios y el colorete es preferible que también utilices tonos neutros y bajos, lo que te hará conservar toda tu elegancia.

Cabello, Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *