Rejuvenecer tu imagen con flequillo


Las ganas por mantenernos en forma y mostrar un aspecto que siempre se vea juvenil, no nos pueden llevar a la obsesión, pero sí que es verdad que, además de cuidarnos con una alimentación sana y tratamientos cosméticos que cuiden nuestra piel, también podemos recurrir a truquitos que nos permitan volver a lucir una imagen algo más rejuvenecida. Uno de ellos es atreverte a cambiar de imagen, y nada mejor para ello que acudiendo a una peluquería y elegir el flequillo que mejor se adapta a tus rasgos y facciones.

Como puedes observar en la fotografía que ilustra este post, podemos decir que casi hay tantos flequillos como personas, puesto que aquél recto con poco pelito, de hace unos años, ya no se lleva para nada. Los flequillos más actuales tienen como común denominador el espesor con el que cuentan, y esto sólo se logra si metes la tijera a unos 4 dedos desde el nacimiento de la frente hacia atrás.

De este modo conseguirás un flequillo con peso y que siempre se mantenga en su sitio, eliminando así el aspecto casi cursi de los flequillos que se llevaban en décadas anteriores. Los peinados que más están de moda a lo largo de 2011 cuentan en su mayoría con flequillo, gracias a que muestran diversas variantes para lucirlos, ya que puedes llevarlo completamente hacia la frente, como también te quedará estupendo si lo peinas con raya al lado o, incluso, lo abres por completo con raya al medio.

En cualquiera de los casos, siempre lucirás una imagen moderna y juvenil, tanto si vas de melena como de pelo recogido, y si ya empiezas a tener líneas de expresión en la frente y/o patas de gallo, es una favorecedora manera de ocultarlas. Asimismo, el flequillo también disimula mucho más la raíz del tinte o las mechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *