Prevenir los piojos con aceite del árbol del té


Ya está aquí septiembre, un mes que para muchos contiene infinidad de cosas negativas, entre ellas, el término de las vacaciones, también de las rebajas, y también para muchas mamás la temida vuelta al cole, con sus correspondientes gastos y la inminente llegada de los piojos, esos bichitos tan puntuales como molestos, que siempre vuelven a aparecer en esta época del año.

Hace tiempo, existía la errónea creencia de que los piojos eran sinónimo de suciedad y/o bajo nivel social, pero está demostrado que también inundan las cabezas más limpias y cuidadas, haciendo casi imposible su prevención. Supermercados, droguerías y farmacias, llenan sus estantes estos días con productos específicos que se catalogan como “anti-piojos”, pero por lo general, son desparasitarios, es decir, son preparados que se encargan de matar al piojo “ocupa” y también a las posibles liendres que ya haya depositado, impidiendo su pronto desarrollo.

En realidad no existe ningún producto cuyo uso te pueda garantizar una prevención óptima ante la aparición de estos bichitos, pero sí que existen concentrados que pueden ayudarte a que no elijan tu cabeza. Uno de los más efectivos que yo he probado es el Aceite del Árbol del Té, que encontrarás en farmacias por disposición de diferentes marcas, y que entre sus múltiples funciones está la de repeler a los piojos por un aroma que les resulta muy desagradable pero que, a la vez, es casi imperceptible para el olfato humano.

Su uso no es el típico que puede ofrecerte un tónico, sino que deberás coger una gotita del frasco y ponerla detrás del lóbulo de la oreja, cuya temperatura irradiará ese aroma que les resulta tan desagradable. Si en el cole están pasando una plaga, conviene que también le pongas otra gota en la zona central de la nuca, frente y coronilla, y así será muy posible que no te los traiga a casa ni que tú tampoco te veas contagiada por ellos. De cualquier manera, este aceite debe utilizarse cuando no hay ningún piojo en la cabeza.

Cabello,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *