Pies bonitos paso a paso


Los pies son una parte importantísima de nuestra imagen, y mucho más en primavera y verano por ser las estaciones del año que los mostramos más habitualmente. Atrás quedan meses de botas y zapatos cerrados para dar paso a las sandalias por la calle o a los pies desnudos en playas y piscinas. Hoy verás un práctico y sencillo paso a paso para que tus pies luzcan perfectos durante el verano.

Pedicura


Para que unos pies se vean bonitos es imprescindible que no se vean grietas, durezas ni ningún otro tipo de piel seca. Para ello es conveniente que te hagas una pedicura bien completa. Si crees que no vas a ser capaz o tienes mucho problema de sequedad, puedes acudir a un profesional y después mantener el buen estado de la piel frotándote una piedra pómez en la ducha y utilizando crema hidratante.


Si te haces la pedicura tú misma, empieza siempre poniendo los pies a remojo por un período mínimo de 15 minutos para que la piel se ablande. Utiliza herramientas específicas para quitar durezas y hazlo con cuidado de no cortarte. Después corta tus uñas, pero hazlo siempre en recto, evitando así que lleguen a encarnarse. Límalas por los bordes y, si lo necesitas, pule el grosor de las de los dedos gordos.


Una vez hayas terminado de hacerte la pedicura seca muy bien los pies poniendo especial atención a los dedos, asegurándote de que no queden zonas húmedas, ya que eso puede acabar provocando la aparición de hongos. Date un buen masaje que vaya desde los dedos de los pies hasta las rodillas, favoreciendo así el mejor descanso y que no se muestren hinchados.

Nota: lo de poner los pies a remojo y hacerte después un buen masaje es algo que puedes hacer todos los días, preferiblemente por las noches. Es muy conveniente para que los pies se hidraten de manera adecuada y también para que no se hinchen.

Uñas pintadas

Los pies lucen mucho más bonitos con las uñas pintadas. Elige tonos de moda que llamen tu atención o apuesta directamente por los rojos, que son el color por excelencia que más se utiliza por lo atractivo que resulta. Cuida las uñas de los pies como si fueran las de las manos, así que empieza por poner una base protectora antes del color.


Luego aplica una o dos capas de pintauñas en función de su densidad, pero hazlo siempre con mucha precisión para no pintarte alrededor. Pon unos separadores para que no se rocen unas con otras. Déjalas secar completamente antes de calzarte o meterte en la cama, ya que necesitan más tiempo que las de las manos y se estropean con más facilidad.

Si te gusta un extra de brillo, aplícate un top coat, pero hazlo mejor al día siguiente para que no sean tantas capas de esmalte a la vez. Por otro lado, si no te gustan las uñas pintadas, ponte solamente un brillito, se ven completamente naturales pero mucho más bonitas que sin nada.

Decoración especial


El nail art está causando furor hasta el punto de que ya son muchísimas las mujeres que lucen las uñas de los pies decoradas de manera especial. Puedes empezar por algo sencillo como inspirarte en una colorida manicura francesa, o pasar a diseños más elaborados o pegatinas decoradas especiales para los pies.

Si quieres saber más sobre estas dos últimas opciones puedes ver varias ideas en los enlaces que te dejo a continuación:

Uñas de los pies decoradas

Pegatinas decoradas para las uñas de los pies

Espero que estos consejos te hayan servido de ayuda y este verano puedas lucir unos pies perfectos, algo que también ayuda a que tu calzado se vea mucho más bonito.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *