Pestañas postizas, el nuevo reto


La moda de las pestañas postizas ya no acapara sólo el mundo de las estrellas de Hollywood, sino también la calle. Aunque en nuestro país están comenzando a verse ahora, mujeres de ciudades como Londres o París las llevan a diario.

No es fácil ponerse bien las pestañas postizas, por lo que te damos algunas indicaciones para que sepas qué debes elegir y cómo debes utilizarlas.

Existen pestañas de pelo natural y otras, más comunes, de pelo sintético. Del mismo modo, podemos utilizar pestañas enteras o aplicarlas pelo a pelo. Aunque lo cierto es que estas últimas aportan un efecto más natural que las otras, que a menudo se ven más artificiales, son menos comunes.

En cuanto a color, el negro nunca falla: es el color de la elegancia por excelencia, y también es un color discreto para el día a día. Si eres más atrevida, puedes utilizar pestañas de colores de distintos tipos de tonos amorronados y cafés, e incluso colores más llamativos para las salidas nocturnas.


La primera vez que quieras ponértelas, compra dos paquetes en vez de uno porque es posible que no salga perfecto a la primera. Elige el tipo de pestañas que crees que te sentarán mejor o conseguirán el efecto deseado: las hay súper largas, gruesas, y de distintos colores y tamaños.

Asegúrate de tener goma especial para aplicarlas, aunque normalmente viene en el pack que puedes comprar en la perfumería.

Aplica el delineador lo más cerca posible de las pestañas, lo que más adelante te servirá de guía, y luego coloca las pestañas en los párpados, al nivel de tus pestañas verdaderas, para cortar la parte sobrante (pues no están hechas a la medida de tus ojos).

Pon la goma en el filo de las pestañas con una pequeña brocha, y déjalas secar unos segundos. Entonces ya puedes colorarlas en el párpado, tan cerca como sea posible de tus pestañas reales, sobre el delineado que ya habías hecho, y presiona desde el centro hacia los dos extremos, asegurándote que se adhieran perfectamente al párpado.

Luego aplica la máscara de pestañas asegurándote también de que tus propias pestañas y las artificiales se conviertan en una sóla unidad, y aplica después el resto de tu maquillaje de ojos.

Te aconsejamos llevar en el bolso la goma de pestañas por si tuvieras algún problema, y sobre todo que recuerdes quitarte las pestañas postizas antes de irte a dormir. Puedes hacerlo con un desmaquillador o con agua tibia.

En pocos días, ya serás una experta utilizándolas, y habrás conseguido un gran truco para embellecer tu mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *