¡No manches nada al aplicar el tinte!


Está claro que en época de crisis hay “lujos” que tenemos que suprimir. Ahora hay que apretarse un poquito el cinturón y ya no podemos ir a la peluquería o al salón de belleza todas las veces que nos gustaría. Por eso, muchas hemos optado por realizar algunas acciones de belleza en casa.

Una de las que se han hecho siempre, aunque ahora mucho más, es teñirse en casa. Sin embargo, al no ser profesionales corremos el riesgo de mancharlo todo: la piel, la ropa, el suelo, las paredes… Como por este motivo no queremos que dejes de lucir bella y, ya sabemos que el pelo es muy importante para la mujer, queremos darte unos cuantos consejos para que no manches de tinte o, al menos, lo hagas lo menos posible.

En primer lugar, saca de la estancia todo lo posible. En el caso de que te apliques el tinte en el baño deja fuera las toallas, el papel higiénico, los cepillos de dientes, los productos de cosmética… Una vez hecho esto, cubre con periódico los espacios donde pueda haber salpicaduras.


Intenta utilizar ropa vieja o negra, ya que las manchas de tinte no se verán sobre este color. Además, intenta que sea de manga larga, ya que el cabello puede rozar con tus muñecas durante la aplicación del producto. También es buena idea que te coloques una cubierta para los hombros, que puedes encontrar en algunas tiendas. Déjatela también cuando enjuagues el tinte.

Es importante que uses guantes de latex, que son gruesos y sirven para diferentes aplicaciones. Además, no te olvides de quitarte el reloj, aunque déjalo a mano para no tener que buscarlo con los guantes impregnados de tinte.

Por último, te aconsejamos que desenredes tu cabello antes de teñirlo. De esta manera será más sencillo separarlo por mechones sin necesidad de deshacer nudos, que ocasionaría muchas salpicaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *